26 de julio de 2011

Capitulo 15

El Susto y La Alegría


Sus familiares estaban muy preocupados, porque, parecía que esta vez Emma si había perdido la cordura. Ella no hablaba, no se movía, era como una estatua, solo veía a la nada y sonreía. Le dieron un té para que se durmiera. Su tía se sentía culpable de lo que Emma estaba atravesando.

Al día siguiente, Emma se levanto como si nada, hubiera pasado. Fue derecho a la cocina, saludo a su tía y demás familiares.

—Emma, ¿te sientes bien?—pregunto su primo Edwar
—Si, ¿por que la pregunta?
—No , nada, ¿pero no recuerdas nada?
—¿por que , debería recordar algo?, solo recuerdo que llegue a Francia.

Ella solo sonreía a los comentarios y preguntas. Pero en el fondo, ella sabia lo que había pasado, el sueño, el trayecto. Lo único que no recordaba era como había llegado a la casa de su familia.

Decidieron ir de paseo, Así Emma utilizaría su nueva cámara fotográfica. Ella estaba tan contenta que no paraba de tirar fotos. 


Iban de camino a una cafetería. En el momento en que Emma y su familia cruzaban la calle. Emma iba tan distraída con su cámara que no se percato que venia un auto muy rápido. El auto estaba a punto de atropellarla, cuando su tía se atravesó para que no le diera a ella.

Emma cayo a una distancia lejana al auto. Pero su tía recibió todo, el golpe y eso, la elevo a unos metros del carro. Emma se levanto y corrió a donde estaba su tía. Ella estaba inconsciente y Emma se arrodillo al lado de su tía. Mientras que su primo llamaba a la ambulancia.

 Tía, tu no, ¡Por favor!, recite y quédate conmigo. no te vallas tu también. Se fuerte, Tía, eres lo único que tengo—Llorando desconsolada y con culpabilidad Tía—Grito muy fuerte mientras su primo la levantaba de la carretera

Enseguida llego la ambulancia. Todos lloraban, pero la que mas sufría era Emma. Su primo Edwar y Tomas sugetaron a Emma fuertemente, para, que no, cometiera una locura. Emma estaba desequilibrada.

Al llegar al hospital. Todos estaban preocupados. A Emma, le tuvieron que colocar un calmante. El doctor salio a dar la noticia. Pero esta noticia era buena. Gracias a Dios, el auto no le pego tan fuerte y la presión fue lo que la hizo elevarse, al caer al suelo, la caída, le provoco una contusión leve que le provoco el desmayo.

Todos se fueron a ver a la tía Maison a su habitación, mientras que Edwar estaba, que ella despertara, para darle, la noticia.

Cuando Emma despertó, su primo le dio la noticia. Ella se alegro, demasiado y solo decía ¡Gracias Dios, Gracias!. Sin dudarlo un momento, se dirigió a la habitación de su tía, la abrazo fuerte y solo le dijo:

 Sentí, que a ti también te perdía.

Para Emma ver a su tía, era como ver a su madre, a las dos las quería mucho. Porque tanto su tía, como su madre, siempre le tenían, una sonrisa.

días después...

Al caer el sol. Esa noche fue el comienzo, de lo que seguramente, era la bienvenida a esa Emma que una vez, se perdió por el camino de la soledad. No era una de tantas noches. Porque esa noche, era la gran noche. En donde bajo las estrellas, las luces del bello París y la gran vista a la torre Eiffel. Emma hizo un juramento que marcaría su destino. Era la noche antes de su cumpleaños, el día en que cumpliría sus 20 años.

cuando despertó, al día siguiente, encontró un video y una nota.
 "Emma, mira el video, es algo, que prepare para este día. Que lo disfrutes"

En ese video se encontraban momentos de la niñez de su madre, canciones, fotos de Emma pequeña. Ella solo lo observaba y hubo una que otra lagrima. Al final del video habia una foto de ella y su madre, con algo escrito.

"Querida; ya te convertiste en toda una mujer. Pero quiero que seas feliz, cumple tus sueños, no pares nunca de luchar. Te quiero "Feliz Cumpleaños".

Ese sin duda, fue el mejor regalo de su vida. Emma ya estaba devuelta en la universidad. Con una visión mas clara de su vida y con un corazón recuperado.


"Una sola palabra, puede cambiar un Alma"

24 de julio de 2011

Capitulo 14

El Reencuentro


Era una voz tan dulce la que se oía, eran tan familiar que solo podía empezar abrir su ojos lentamente, y un gran alivio y seguridad en su corazón.
—Emma, mi niña despierta, ¿que te he dicho sobre quedarte dormida tan tarde?
—Mama, ¿Eres tu?—aquella mujer vestía un vestido de flores hermoso con una extraña luz.
—La misma, ¿pero que haces aquí sola y con frió?
 Extrañándote—lo dijo agachando la cabeza—¿como me encontraste?
—Sencillo tu corazón nos trajo aquí. Pero ven levántate de ese banco y caminemos.
—¿Pero no es peligroso caminar por un parque a estas horas?
—Es mas peligroso que te quedes aquíconfía en mi—la agarro de la mano—Cuando te he fallado


Era algo impresionante, el clima estaba perfecto, su madre había vuelto, todo esta como antes. La paz había vuelto a Emma, su corazón no sentía dolor y la felicidad estaba frente a sus ojos.
—Emma, me entere que estuviste llorando. Que casi pierdes el juicio de tu mente. Que reclamaste al cielo y que has cambiado sonrisas por lagrimas.
—Si mama, lo e hecho—le respondió Emma con tono de tristeza.
—Pero dime una cosa ¿eso te ha dado la felicidad?
Emma movió la cara en expresión negativa, En ese instante Emma no dudo ni un momento y la abrazo con las manos temblando y los ojos aguados.
—Querida, así no te enseñe a ver la vida, recuerdas cuando te caíste de la bicicleta, lloraste mucho, pero, después sonreíste y lo intentaste de nuevo


Ella también abrazo muy fuerte a Emma y después le seco las lagrimas sonriéndose una a la otra.
—Vez así es la vida, te caes una y otra vez; pero si le sonríes te volverás a levantar.
—Ya no es tan fácil, no los tengo a ustedes.
—¿quien te dijo eso?, estoces que hago yo aquí. Siempre estamos contigo, pero hija solo quiero que entiendas, que en, la vida mas vale reír soñando que llorar realidades.


Esas palabras fueron estremecedoras, había pasado mucho tiempo sin ver a su madre y ahora tenerla de regreso y escuchar esas cosas. Cada paso quedaba era un lagrima que rodaba en ese momento, caminaba y nos se sentía perdida. Confiaba en su madre.
—Emma, Emma. Ven acá que quiero decirte algo—Se escucho a lo lejos una voz encantadora de una niña con un vestido blanco.
—¡Amy!, estas aquí—salio corriendo abrazarla.
—Emma, si quieres te regalo mis muñecas, abrázame no quiero que llores.
Mientras Emma, trataba de quitarse la impresión y las lagrimas solo podía abrazarla como antes.
—¡Hay!, pequeña que falta me han hecho tus abrazos, y no es necesario que me des tus muñecas para sentirme mejor.
—Emma siempre te abrace, recuerdas, en el hospital te ayude a calmarte, en el cementerio con el viento y en la casa con la lluvia.
—Lastima que no me di cuenta hermanita.


Salieron corriendo a un lugar en donde encontraron unos botes para navegar por el lago.
—Oye hija me avisaron que leíste mi carta—dijo un hombre alto vestido muy elegante sentado en uno de los botes.
—¡Papa! que falta me has hecho.
—Doncellita, nunca me he ido Sonrió—cariño siempre te enseñe a levantarte y ser fuerte, lo que no entiendo es ?como o te has podido levantar de esta?, doncellita estamos los tres unidos y para ti.
Emma lloraba de felicidad, todos estaban en el bote junto a Emma, con tan solo la luz de la luna.
—Los extrañe mucho, fue difícil pensar que ustedes habían muerto. De verdad fue un gran susto, una broma bien planeada, ¿como lo hicieron?—Dijo Emma entre risas
—Querida ¿que vez en mis ojos?—dijo su madre
—Paz y amor— respondió Emma muy segura
—¡ Tócame!
—ya se que estas aquí y que eres real.
—Observa muy bien, como cuando te colocabas los binoculares.
—¡Mama!, dime que esto es verdad—dijo Emma conmocionada mirándolos.
—Es verdad si así tu quieres que sea, te amamos mucho, y solo queremos tu bienestar, que sonrías y sepas que estamos orgullosos de ti.


Todos se abrazaron, Amy interrumpió diciéndole algo a Emma.
—Emma, te daré un beso. Pero antes debes escucharme. Seguirás ese camino y eso te llevara a casa de la tía Maison. pero debes cerrar los ojos.
Emma cerro los ojos. Sintió ese dulce beso y cuando abrió los ojos. Ella estaba sola en el banco durmiendo. Se levanto con lagrimas en los ojos golpeando todo mirando al cielo, pero después se seco las lagrimas y sonrió. Se fue por el camino que le había dicho Amy y cuando estaba cerca de la parada de autobuses sus primos la encontraron. Ella solo sonreía con una mirada ida al horizonte.


.*"Solo el amor hace a las cosas reales"*.



El Misterio de Anubis - Episodio 1 - La Casa de los Secretos

Hola Chicos (as), pues hoy les traigo algo muy diferente, estaba navegando en la red y encontré una serie que seguro les encantara, es muy buena y quería compartirlas con ustedes. Se llama " La Casa de Anubis" espero les guste aquí les dejo

El capitulo 1

22 de julio de 2011

Capitulo 13

La Confusión


Al llegar a Francia y ver ese lindo paisaje de París. Oler el delicioso aroma de las flores, la hizo volver a ser esa niña de 8 años que una vez se perdió en el gran París. Edwar su primo mayor y su tío Robert la fueron a buscar


 Espérenme en casa de la tía Maison, no se preocupen por mi, yo conozco estas calles, iré a caminar un poco por los alrededores de la Torre Eiffel—dijo Emma con una linda sonrisa.


Camino todas las calles sonriendo, con memorias de cuando fue a París por primera vez. Recordando ese frió y la blanca nieve de aquel invierno. Sentía como si su familia estuviera con ella caminando. ella solo cerraba los ojos y caminaba.


Horas mas tarde llego a casa de su tía. Y al verla en ella vio a su madre, sus ojos, su sonrisa. Enseguida la abrazo y le dijo:


—Mami, estas aquí conmigo, abrázame fuerte.


Todos la quedaron viendo pero Emma estaba confundida su dolor por un momento no le dejo ver la realidad. su tía kate Maison era la hermana gemela de su madre; eran como dos gotas de agua. Pero eso ella no lo recordó.


—Emma, querida yo no soy tu madre, soy tu tía.


Emma la soltó rápidamente le pidió disculpas y salio corriendo de la casa. Paso una hora y Emma nada que volvía a la casa, ya era de noche y se preocuparon. Salieron todos a buscarla a ver si la encontrabas. pero ya Emma estaba muy lejos.


Emma cuando salio corriendo agarro el primer autobús que miro y se fue. El autobús la dejo cerca de un parque, ella camino el parque por unos minutos y después se sentó en un banco con vista a un lago. cerro sus ojos y sin querer se quedo dormida.


Su familia la busco y la busco pero no la encontraron. Emma se quedo dormida en un lugar que nadie podía imaginar y todas andaban desesperados por no saber nada de ella.


Emma no se preparo para ver a su tía, se le había olvidado el parecido tan grande a su madre, su corazón apenas comenzaba a sanar, y en medio del sueño escucho una dulce voz que le hablaba.


.*"Solo aquel que observa, puede ver con claridad"*.

20 de julio de 2011

Capitulo 12

Frente a un mundo diferente

A veces cuando queremos cambiar de golpe, sin querer, dejamos de ser nosotros mismos, pero no es tanto cambiar, si no  moderar y corregir errores. Si; tal vez cambies tu forma de vestir o de pensar, eso no es importante, porque el corazón es lo que nunca va a cambiar.

Emma, era una novata ante esa realidad. su mente estaba confundida y su corazón destrozado. en la universidad, ella siempre estaba sola, su únicas compañías eran su cámara y una hoja de papel en blanco.

la vida en la universidad no era de todo un cuento de hadas, había muchas cosas desconocidas, chicas con poca ropa, chicos creyéndose mas que los demás, muchachos de negros al estilo gótico, cantantes, preocupados, obsesivos, drogadictos, alcohólicos, chicas regaladas, homosexuales, lesbianas, chicos lentos o muy estudiados. cada cosa era diferente y cada chico o chica era un mundo, los deportistas, los ricos, los dueños de fraternidades que se burlaban de otros, y para ellos Emma era invisible y la chica soledad, ya que nunca reía y poco hablaba, con carácter fuerte, un mundo de altibajos donde si no eres rica (o), bonita o guapo, no valías ni un zapato viejo.


Un día estaba transitando un sendero en dirección al campus, estaba en presencia de la dulce primavera. el sol embellecido anunciando el atardecer. los pájaros cantando y el suave sonido del viento sobre los arboles.

Estaba casi llegando a la entrada del campus. cuando de repente, alguien se le cruzo y la hizo caer.

—Otra vez tu, ¿Que no vez por donde correr?, mejor aun ¿No mirarte que venia pasando?—dijo Emma 

—En verdad, no se sinceramente, ¿Por que me cruce ne tu camino?— respondió el con una dulce sonrisa

—No se porque te empeñas en cruzarte en mi vida-- dijo Emma limpiándose la ropa con tono de enojo.

—Oye disculpa—dijo el exaltado—ademas sonríele a la vida, eres muy bonita para estar amargada, niña de papa—el se iba poco a poco sonriendo.

—¡Eres un estúpido!—grito Emma—no lo soporto, mejor me voy.

La química de esos dos era sencillamente pelarse cada vez que podían o cuando alguno de los dos se los proponían, sin ni siquiera saberse los nombres, pasaron así todo el tiempo.

7 meses después...

Llegaron las vacaciones y Emma decidió quedarse en el país unas semanas, después se iría a Francia a ver a unos familiares. en la universidad quedaban pocos estudiantes, los demás se había ido de vacaciones. Emma decidió quedarse por unas semanas para asimilar la idea de viajar sola, para poder sonreírles a sus primos cuando llegara a Francia.esas semanas fueron muy duras, pero estaba relajada ya que aquel ser que no soportaba, no estaba.

Al pasar las semanas, se fue rumbo a Francia, donde sentada en unos de los asientos, recordó a su hermanita cuando aprendió a hablar francés. Ella sonrío y dijo mirando a la ventanilla del avión.

—¡Que ocurrencias las tuyas Amy!, que falta me haces.

.*"La sonrisa es la mas valiente"*.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...