30 de octubre de 2011

Antepenúltimo Capitulo

Hola.!! Quisiera pedirle mis mas sinceras disculpas, hace cuatro semanas empece el colegio pero durante esas semanas no he salido de un examen y como veo clase tres días en la mañana y cinco días en la tarde llego demasiado cansada. bueno sis mas preámbulo aquí esta el capitulo 31.


Felicidad


Dos miradas que se unirían en sagrado matrimonio. Emma venia con su vestido blanco de la mano de su tío  cuando comenzó a caminar las lagrimas caían por sus mejillas suavemente con su mirada fija a aquel caballero que al espera en el altar. Derek agacho la mirada ante aquella mujer de bella sonrisa.

—¿Quien diría, que terminarías casado con la chica con la cual te la pasabas peleando siempre?—Dijo el padrino de Derek.
—Paso de ser la chica de la cual me enamore, a la mujer de mi vida.

Emma caminaba poco a poco, hasta llegar al altar su tío le dio su mano a Derek mientras ellos solo se sonreían. se arrodillaron frente a la imagen de Jesús y cada uno en su silencio le daba las gracias Dios por haberse encontrado. Las manos de Emma y Derek temblaban pero aun así estaban firmes a su decisión, la Tía Maison lloraba de felicidad, quería que todo fuera perfecto. Samanta y Tom se encontraban a los lados de Emma y Derek muy conteros.

Todos se colocaron de pie para recibir los anillos y el mas anhelado Si acepto de los novios. La entonación del Ave maría hizo del momento el mas emotivo, Derek le coloco el anillo a Emma bajo el juramento de amor y Emma a él. Miraron de nuevo al altar, a Derek le comenzaron a salir lagrimas de sus ojos y trataba de quitárselas con las manos, pero Emma lo miro y le sonrió de una manera tan tierna que el dejo de secarse las lagrimas.

El momento del beso mas mágico de sus vidas en donde todos comenzaron a aplaudir, se abrazaron y comenzaron a caminar por la iglesia. delante de ellos iban la hermanita de Derek y el primo mas pequeño de Emma. Emma se soltó de Derek y abrazo a su Tío Richard.

—Gracias tío por estar aquí conmigo.
—No podría faltar a la boda de una de mis hijas. Cuanto extraño a mi hermano
—No llores tío que el esta feliz por nosotros. Te amo— volvió a Derek

Se dieron otro beso, y caminaron hasta el auto. Emma tiro el ramo de flores el cual lo agarro su prima mayor. 

Era el momento perfecto en la vida de Emma, el momento que soñó alguna vez de pequeña. En ese instante donde comenzaría una nueva historia, formaría una familia al lado de su amor. Para Derek la vida tan solo acababa de comenzar, el chico despistado que encontró la chica indicada con la cual pasaría una vida orgullosa al tenerla a su lado.

1 año después...

Emma y Derek ya tenia su casa. en una año habían aprendido tantas cosas los dos, iban en las vacaciones a  la casa de Emma. Emma quiso conservarla como el mejor recuerdo de su vida, la casa de Derek y ella, pasaron mucho tiempo después de la boda para arreglarla no se decidían por un color especifico, pero cada día juntos era perfecto para ellos. Sin cotar algunas pequeñas discusiones sobre cosas sin sentido. Pero se tenían el uno al otro sin importar las cosas. 

Una noche Derek encontró en la cama un sobre con un pequeño lazo. Lo tomo para abrirlo y saber que decía. Al abrirlo su sorpresa fue muy grande. bajo corriendo de la habitación, miro a Emma y la abrazo, comenzo a darle vuelta y después la beso con una gran sonrisa. Se abrazaron era increíble que iban a ser padres. Derek no dejaba de besarle, repetía una y otra vez que eran tan feliz con la noticia. 

Así pasaron nueve meses, en donde solo estaban pendiente de aquel bebe que venia en camino. durante los primeros meses, Derek se la pasaba metido en una de la habitaciones arreglándola para el bebe y Emma se encargaba de la decoración. Sus vidas tenia otro motivo por el cual vivir. Emma cada tarde escribía en un cuaderno su historia y los días de su embarazo. 

Una tarde de verano en la antigua casa de Emma, estaba ella tomándose un chocolate en el patio, mirando a la casa del árbol, cuando de repente se le cayo la taza de chocolate y comenzó a tener dolores muy fuertes en el vientre. Derek estaba en la cocina y cuando escucho el ruido de la taza y los gritos de Emma. Corrió a ver que el sucedía. Estaba tan nervioso la cargo en sus brazos y la monto el auto, para llevarla al hospital. 

Entraron por emergencias, la montaron en una camilla y la metieron en una habitación hasta que estuviera lista totalmente. Derek comenzó a llamar a todos como loco, el gran día había llegado. Un doctor fue a revisarla, paso a la habitación firmo el historial. Cuando miro el nombre de la paciente enseguida recordó aquella noche, voltio hacia la camilla la miro y soltó una lagrima.

—Mi milagro esta aquí—dijo el doctor
—¿Como dijo doctor?
—Los años no han cambiado tu cara de ángel. siempre recuerdo tu primera inspiración a la vida
—¿De que habla?—Emma lo miro muy extrañada
—Yo fui el doctor que te salvo la vida la noche del accidente, ¿Como olvidar semejante ángel, si cada día me pregunta que seria de ti?

Emma lo miro unos momentos y recordó el día en que el fue hasta su habitación acompañado con otro doctor.

—Gracias doctor por haberme salvado la vida. Ahora si lo recuerdo, y perdón por las palabras que el dije la ultima vez que nos vimos.
—No te preocupes, pero me alegra volver a verte y me encantara atender tu parto.

Derek llego a la habitación Emma lo presento al doctor, y Derek lo abrazo tan fuerte diciéndole gracias. El doctor mando a que la pasaran a la sala de parto, se encargo del mas mínimo detalle.

Entro a la sala de parto, con dolores en el vientre. Derek le agarro al mano a Emma y le besaba la frente. Pasaron minutos desesperante para los dos pero al final todo valió la pena. Cuando Emma comenzó a escuchar a su bebe llorar por primera vez. Era un linda niña, la cual sostuvo en su brazos la beso mientras lloraba. Derek la beso diciéndole "Bienvenida al mundo princesa" .

—Quiero que se llame Juliett, porque es el amor y el motivo mas bello de mi vida—dijo Emma sosteniéndola en sus brazos.


.*" El amor puede ser el motivo mas fuerte de la vida"*.

16 de octubre de 2011

Capitulo 30


Si se puede


En aquel banco del parque la sensación de paz era incomparable, Emma amaba a su familia pero sabia que tenia que dejarla ir, mantener las pertenencias de sus padres y pretender una vida sin cicatrices era el daño mas grande que se hacia así misma.

Emma había comprendido su dolor y poco a poco lo fue sanando, entendió que solo el amor de seres queridos lograba llenar un poco ese vació de soledad. Su Tía Maison la amaba con su vida y transmitirle ese amor a 
Emma en un momento ayudo a curar toda herida. La amistad se Samanta de devolvió su fe en Dios y en si misma y el amor de Derek ocupo lo que le hacia falta. Solo era cuestión de unión.

Emma sabia que ya no estaba sola, tenia a su nueva familia cerca de ella. Los meses fueron pasando y ahora ella era la que decidía recordar a su familia, cada día que lo hacia, sonreía. Ya las lagrimas no se encontraban en sus ojos. La vida de Emma había encontrado otro aspecto. Dios se encargo de hacerla feliz, en el momento que ella menos lo esperaba.
En el transcurso de esos meses encontró trabajo en una agencia de publicidad como fotógrafa y escribió un libro titulado " Travesías", el cual a pocos meses de su lanzamiento marco muchas vidas, mas a un las de las personas que perdieron a sus familiares en el accidente de Tennessee. En su primer discurso dijo cosas que en verdad las sintió.

Travesías, este libro fue lo mas difícil que he hecho. En el accidente perdí no solo a mi Familia, si no también todo mi ser. Pero hubo alguien que me levanto en mis caídas, Dios, fue mi refugio. Yo fui una de las tres sobrevivientes de aquel lamentable suceso. Perder lo que mas amamos no es fácil, pero si creemos en las personas que nos aman, sabremos encontrar nuestra fortaleza. La muerte es algo que no se puede evitar. Pero les digo que el amor revive todo aquellos que creemos muerto."

En al parte de atrás del libro decía "En honor a las personas que murieron en el accidente de transito en Tennessee". 

Emma llamo a su familia en Francia para que asistieran a su boda con Derek, a todos le sorprendió la noticia, pero con mucha alegría le dijeron un gran si. Ella misma fue hasta la capital a avisarle a su Tío Richard el hermano de su padre lo de su matrimonio. Fue con la propuesta de que fuese el quien la entregara al altar pues eso la haría muy feliz. A su tío le conmovió mucho la noticia y de la emoción comenzó a llorar, Emma solo lo abrazo.

Desde aquel día todo estaba perfecto, los preparativos estaban culminados. Todo esta listo para ese día tan esperado. Emma estaba tan ocupada con el trabajo, que si no era por sus primas nunca se hubiera ido a medir el vestido. Las cosas estaban muy agitadas en esos últimos días, que nadie sabia que hacer.

Derek andaba mas nervioso que Emma, la llamaba a cada momento solo para saber que hacia o como estaba. El gran día llego. Se levantaron los dos a la cinco de la mañana, Derek se levanto por los nervios, era algo extraño pero Emma estaba tan cansada que a ella la tuvieron que levantar. Pero al ver la fecha en el calendario comenzó a desesperarse y caminaba por todo el departamento mientras sus primas trataban de que ella se calmara, para que la peinaran y la maquillaran.

Derek comenzó a vestirse, se coloco el pantalón y la camisa, mirando la foto de Emma y el que se encontraba en la mesa de su habitación. Emma miraba la foto de su familia y la de Derek, mientras sus primas la peinaba, Su corazón estaba muy acelerado, pero aun así de lo nerviosa que estaba no para de reírse de cosas sin sentido. Su Tía Maison no paraba de llorar, Emma la miraba y se decía así misma "Así estaría mi madre en este momento", sonreía y dejo que una de sus primas la maquillara. Derek se estaba colocando el saco y la corbata sin dejar de pensar en Emma. En cambio Ella se preguntaba que tan nervioso estaría el mientras le abrochaban el vestido y le daban los últimos retoques. 

La hora esperada comenzó a pasar. Derek se fue con sus padres, hasta la iglesia. Cuando llego a la iglesia caminaba de un lado para otro, su padrino le pedía que se calmara, que Emma si iba a llegar. Miraba su reloj cada dos segundos. Emma estaba apurada por salir, pero sus primas no se apuraban como se debía. Bajo hasta la auto. 

Derek estaba muy nervioso pero todo comenzó a detenerse, en el momento en que comenzaron a sonar las campanas y la puerta grande de la iglesia se abrió, mostrando la luz del sol encontrándose con una mirada de amor.

.*"El amor revive todo lo que creemos muerto"*.

Capitulo 29

Lograr levantarse

Derek al ver que pasaban las horas y Emma aun estaba afuera, salio de la casa colocándose un suéter. Se sentó junto a Emma y la abrazó, ella se recostó de su hombro, mientras el le besaba su cabello. Derek no podía creer que su amada sintiera ese dolor tan grande. Emma sentía que se estaba sumergiendo en un mar de recuerdos, en donde se ahogaba al ver que eran solo momentos que marcaban su vida.

—¿el no vendrá jamas verdad?—expreso Emma con voz de melancolía
—Me temo que no, cariño

El la ayudo a levantarse, para poder pasar a la casa, la acompaño hasta su habitación. Ella se acostó en la cama y él le coloco la sábana. Salio de la habitación en donde no pudo contenerse mas y comenzó a llorar por ver que Emma sufría en silencio.

Emma miraba hacia el techo, sin poder conciliar el sueño, solo recordaba cada día de su vida. Al darse cuenta de que no podía dormir, se levanto de la cama, busco en su armario aquella caja en donde había guardado tantas fotos. La agarro y se la llevo a la cama, la abrió y empezó a ver las fotos en algunas sonreía en otras salían lagrimas, pero tenia ese sentimiento de querer hechar atrás el tiempo

Mirando tantas fotos sin querer se quedo dormida. En la madrugada, comenzó a gritar y llorar desesperada, sus gritos eran muy fuertes, pedía ayuda. Estaba reviviendo esa noche. Derek cuando la escucho gritar de esa manera corrió hasta la habitación, abrió la puerta y fue derecho a abrazarla.

—¡Derek, tenemos que ayudarlos!— Repetía Emma una y otra vez en su desespero emocional.

El lo único que podía hacer era abrazarla y demostrarle que no estaba sola. Durante toda la madrugada estuvo con ella a su lado, tratando de que Emma se relajara un poco.

Cuando amaneció, Derek acomodo a Emma para que durmiera, mientras él iba a preparar el desayuno. Pidiéndole a Dios que calmara el dolor de Emma. Emma despertó y bajo a la cocina. Miro a Derek cocinando, agacho la cabeza y fue al patio. Miro la casa en el árbol sonriendo y comenzó a subir.

Se preguntaba ¿en que momento de su vida dejo de jugar con aquella casa?, tal vez cuando comenzó la escuela, sus nuevas amigas, el primer novio, cambios de humor. En realidad no sabia con exactitud cuando paso. Esa casa era su santuario, estaba rodeada de flores, dibujos, juguetes fotos y su pequeño diario en un rincón. Ver como todo lo que parecía eterno difuminado, había momentos en que creía que todo lo vivido eran sueños. Bajo del árbol y fue a ver a Derek.

 Perdón por desvelarte, ¿Debes estar muy cansado?—Dijo Emma a Derek
—Para eso estoy aquí, para ti— respondió él limpiándose las manos—Ven, vamos a comer.

Se sentaron juntos en la mesa a desayunar. Derek trato de hacerla sonreír, pero sus intentos eran en vano. Él le pidió que le hablara de su familia y ella con mucho gusto acepto. Todo el día Emma le hablaba a Derek sobre los viajes y anécdotas con ellos. El veía que Emma cuando hablaba de su familia le volvía ese brillo en sus ojos, la risa cuando hablaba de algún momento graciosa y las lagrimas en algunas cosas, pero aun así el la sentía mas tranquila hablándole a el de su familia. Emma le contaba a Derek cada detalle y le decía el ¿por que? de cada cosa en la casa, en verdad desahogarse con alguien le hacia un poco de bien.

Pero en la noche la pesadilla de accidente regresaba a ella y así continuo durante varias noches y días en donde creía a ver oído las voces de alguien de su familia.

Pasaron varias semanas y Emma ya estaba mas calmada poco a poco, volvía esa luz esplendida en su mirar. Ya dormía bien y no lloraba tanto. Emma comenzaba a sentir que su corazón volvía a vivir. Veía las cosas de la casa, las agarraba recordando esos días, pero sabia que recordaba porque ella así lo quería y no le dolía.

Una tarde le pidió a Derek que la ayudara a empacar las ropas de sus padres, la de Amy y sus juguetes. 

—¿Que harás con todo eso?—le pregunto Derek
—Es momento de separarme de estas pertenencias, ya llego el momento de decirle adiós a unos cuantos recuerdos—EL pasaba a Derek los juguetes de Amy—Papá un dijo que alguien siempre necesitaba algo en la vida, para mi ese algo es recordarlos sin hacerme daño, Amy se pondría contenta de dar sus juguetes a los niños del hospicio, era muy buena— sonrió.

Empacaron todo y al terminar encendieron el auto montaron todas las cajas y las fueron llevar a un albergue la ropa y los juguetes al hospicio.

Al terminar se fueron al parque con una gran sonrisa. Emma se sentó al lado de Derek colocando su cabeza en su hombro.

—Mi padre estaría orgulloso de mi, al ver que si me pude levantar.

.*"Todos necesitamos algo"*.

15 de octubre de 2011

Me otorgaron mi segundo premio. que alegría me da! Gracias Mar

Hace unos días me gane mi primer Premio y me lleno de mucha emoción saber que a alguien le gusta mi Blog  Bueno este premio que hoy presento me lo entrego Mar y le quiero dar las gracias por ello.



Contestar preguntas:

 A) ¿Cual es tu libro favorito?
       R: Por trece razones Jay Asher

 B) ¿Cual es tu pelicula favorita?
      R: Siempre a tu lado (Hachiko)

 C) ¿Cual es tu serie de televisión favorita?
      R: Supernatural (Sobrenatural)
Tenemos algo en común Mar

 D) ¿Cual es tu cantante o grupo de música favorito?
      R: Evanecense 


Pd: Gracias! a todas aquellas personas que visitan mi Blog todos los Días y Perdón por la tardanza en los capitulo, Es que en la Secundaria estoy llena de trabajos y estudio doble turno así que poco me la paso en la computadora. Un beso a todo bye... En la tarde escribo el capitulo 29 y mañana domingo el 30 se los aseguro. xD

12 de octubre de 2011

Mi primer premio no lo Puedo creer..!!!!


Esta muy lindo, y en verdad creo que la emoción no me deja reaccionar como es debido..pero bueno aqui van las reglas:

  1. Anunciar el premio en la entrada
  2. Nominar a 12 blogs y enlazarlos
  3. Avisar a los ganadores
Y bueno yo le otrogo este premio a....

1. Dulce Sabor a ti
2. Mi casita de palabras
3. jugando sin reglas
4. Hola Eliii! 
5. El Blog de Mayita
6. Diaro de una incompetente
7. Forget me
8. Graciela Rivero
9. Naufraga entre millones de personas
10. Poemas de amor.
11. Lo sublime del silencio
12. Meditacion como Medicación 

Capitulo 28

De vuelta al dolor.

Derek logro alcanzarla, la detuvo. La abrazo y empezó hablarle.

—Se que fui muy imprudente pero, te amo. Recuerdas cuando te conocí, te caíste y yo también. Cuando te hable y me abrazaste en medio de tu llanto, te volviste parte de mi vida ¡ perdóname!
todo fue mi culpa, si tan solo no hubiera insistido tanto en ir a ese evento.
nada fue tu culpa y quiero que sepas que estoy contigo ¡pase lo que pase!

Volvieron al auto, Emma estaba llorando, nunca antes había revivido tanto ese momento. Al día siguiente Derek fue a su departamento le pidió que recogiera algunas prendas de vestir, para llevarla a su antigua asa por unas semanas. Emma no entendía la decisión de Derek al querer ir a esa casa, pero de lago estaba segura y era de no saber si podía volver allí.

¿ Derek para que me quieres llevar hasta allá
Hace algunos años, mi primo atravesó por algo similar y la mejor forma era afrontar todo esto.
Estuve en casa muchos meses.
Pero no viste eso mas allá de una salida. Porque de ser así, me lo hubieras contado todo.

Llegaron a la casa, Emma respiro muy profundo pero por mas que quiso no pudo retener las lagrimas. Derek la abrazo muy fuerte. Emma sentía el mas doloroso sufrimiento, era revivir cada noche de llanto, el vació tan grande en le pecho, los recuerdos como flash que no paraban de venir a su mente. Fue cayendo lentamente al césped y Derek sin soltarla. Gritaba una y otra vez que era su culpa, pero Derek solo trataba de calmarla.

La levanto y la llevo hasta la puerta, ella lo miro, se seco las lagrimas y la abrió. Estaba la casa intacta. Con cada recuerdo presente, no había nada fuera de lugar, miraba cada cosa fijamente mientras, Derek pasaba algunas cosas del auto.

Subió a la habitación de sus padres, se quedo parada e le marco de la puerta con los brazos cruzados, mientras caía una por una, lagrimas en sus mejillas. Miraba toda la habitación, podía aun oler el perfume de su padre, aquel se echaba cada mañana antes de ir al trabajo.  A su mente volvió el recuerdo de esa mañana de noviembre cuando despertó llorando por una pesadilla y su padre fue corriendo hasta la habitación de ella, la abrazo y la cargo, llevándola entre sus brazos hasta la habitación de él. La cubrió con una manta, y comenzó a cantarle para que ella dejase de llorar.

Camino hasta ese armario y agarro esa manta envolviéndola entre sus hombros. Miro por la ventana, cerro los ojos mientras volvía a su mente la ultima tarde con Amy en el patio jugando con la pelota nueva. En el momento en que su madre las llamo a comer pastel. Cada uno de esos recuerdos que se materializaban con tan solo mirar a uno de los lados de la casa.

¿ te encuentras bien?pregunto Derek desde la puerta.
Todo esta como debe de estar.

Ella se movió de la ventana y salio de la habitación. Bajo las escaleras y se fue al comedor. Sentándose en una de las sillas mirando hacia la cocina. Derek la observaba en silencio, nunca antes había visto así a Emma con la luz de sus ojos tan apagada, con la mirada ida hacia el horizonte.

Derek iré a caminar un poco.
¿quieres que te acompañe?
No hace falta.

Emma salio de la casa, caminando poco a poco por las calles de su vecindario, sentía como si todos esos sentimientos por los cuales lucho para retener, vinieran en su contra, nunca imagino que a pesar de los años ese dolor seguiría intacto. Su corazón se aceleraba y las lagrimas salia una tras otra rodando por sus mejillas. Eran esas calles en las cuales aprendió a andar en bicicleta con ayuda de su padre, en donde corría con Amy para llegar a la escuela. Las calles que la vieron crecer durante dieciocho años.

Llego a su casa horas mas tardes y se quedo sentada en el bordillo como cuando tenia diez años y esperaba a su padre.

La noche la abrazaba, la luna llena la alumbraba, el viento soplando suavemente, mientras Emma, miraba hacia el frente. Derek la observaba desde la ventana que daba hacia la calle y ella con las ganas de ver a su padre llegar, sonriendo cada vez que veía a un auto pasar, que después de su rostro se borraba.

.*"Pretender sanar un nuestro corazón de un dolor en días o meses. Es como pretender que la limonada este dulce sin azúcar"*.

6 de octubre de 2011

Capitulo 27

Disculpe la demora con este capitulo. Pasa que mi Internet estaba fallando y no me quería abrir mi Blog aquí se los dejo que lo disfruten.

La verdad

Emma por mas que quería olvidar, nunca se dio cuenta de que lo realmente importaba. Con los años fue acrecentando los recuerdos, sin darse cuenta que se causaba su peor daño. Las alegrías representaban sus ganas aun de vivir y la tristeza, el dolor de una culpa que ella misma se creó.Aveces decaía y se enfrascaba en un océano de ironías y cosas que creía olvidar frente a los demás. Ese miedo a estar sola y caer en un vació de dolor. 

Comenzaron los preparativos del matrimonio, estaban reunidos en casa de la familia de Derek, las sonrisas se volvieron muy común en el momento, pero todos se pusieron serios cuando Derek le pregunto a Emma algo que ella no esperaba.

—Veo que haces la lista de invitados, pero no veo a tu familia en ningún lado. ¿Emma tu no piensas invitar a tu familia a nuestra boda?—Dijo Derek con la lista de invitados en la mano.

Todos se quedo en silencio, Emma lo miraba fijamente, se levanto de la silla. le quito la lista de invitados y fue en dirección a la puerta. Ella estaba al punto de creerse su mentira y a medida que continuaba sabia que aquello le dolía, pero no había encontrado el momento idóneo para decirle la verdad a Derek.

Derek la persiguió hasta la puerta, le pregunto que sucedía y Emma no le contesto. Él le pidió que se subiera al auto que el la llevaría a su departamento. Iban en el auto y Derek volvió a sacar el tema de conversación, esta vez estaba molesto.

—¿¡Por qué ocultas a tus padres!?
—¡Yo, no oculto a nadie! Este no es el momento ni el lugar para hablar de ello.
—¡Ya me canse, Emma! de que siempre me salgas con excusas, ya dime por favor—Elevo un poco mas la voz.
—¡No!, no lo are. Te importo yo no ellos—miro hacia la ventanilla
—Yo entenderé que sean ellos o que fueron. Pero es tu familia no la puedes negar.
—¿Yo?—dijo muy desconcertada—yo no los estoy negando.
—Por amor, ya dime, aunquesea sus nombres—Dijo golpeando el volante.
—¡Eso ya de que vale!—dijo bajando el tono de voz.

En ese momento hubo un gran silencio entre los dos. Emma comenzó a derramar lagrimas sin dejar de mirar por la ventanilla. Estaba indecisa si contarle o no a Derek, ella lo amaba pero esos eran recuerdos que no le gustaba nombrar, su mundo casi perfecto se estaba agrietando de miedo. Derek la miraba desconcertado, pero muy molesto, sentía que si Emma hablaba no seria algo bueno, peor jamas pensó que detrás de ese gran silencio escucharía una tragedia.

—¿Que pasa con tus padres Emma?—Dijo el calmadamente
—¿Que pasa?, ¡Pasan que están muertos!

El se quedo sorprendido, en la forma como respondió y de golpe detuvo el auto. Estaciono el auto y no podía con su impresión. Jamas pensó que ese era el tormento de su amada, el causante de tantos meses de llanto, de su inseguridad, no pensó que eso era lo que aquella noche que hablaron se debía a eso. A la muerte de sus padres. En ese instante Emma tenia todo revuelto y un poco de decepción. Derek quedo sin palabras ante semejante confesión y a la vez como un tonto por obligarla a decírselo de esa manera.

 Están muertos, murieron un año antes de que entrara a la universidad, íbamos en el auto riéndonos—Lo decía alterada—Yo jugaba con Amy sobre cosas bobas , llovía muy fuerte apenas y si se podía ver la carretera y la luces de los autos. Mama voltio hacia nosotras nos pidió que dejamos de jugar. Yo mire hacia el frente se escuchaban gritos y golpes de autos o eso logre escuchar. Papá no estaba tan pendiente. Abrace a mi hermana muy fuerte, mamá miro hacia la parte delantera respiro y nos dijo que nos amaba, yo no podía hablar y decirle a mi padre que se desviara, aunque el trato de hacerlo no pudo, después comencé a gritarle que se desviara y no lo logramos. Veía unas luces que se acercaban y no podía hacer nada. Solo recuerdo luces, gritos y un poco de sangre de mi hermanita en mi cuerpo. Después de eso no recuerdo mas hasta que desperté un año después de todo lo ocurrido. Sola en este mundo
Dijo entre lagrima.

Emma abrió la puerta del auto y salio. Derek quedo paralizado pero después reacciono y la fue a buscar. Emma corrió sin parar de llorar. 



.*"Aveces por mas que intentemos disfrazar el pasado, el presente le quitara el disfraz para mostrarnos la verdad."*.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...