18 de julio de 2013

Esto es lo que siento...

Hace un tiempo que mi vida se encuentra en desorden total, es como si hubiese pasado un huracán y hubiera derribado todo, todo aquello que me había costado construir o que creía yo que construía. Mi familia anda en caos, no consigo dormir tranquila, pensando que en cualquier momento otra bomba estallara y esta vez si acabara con los pocos pedazos rotos que quedan. No consigo estar sin imaginarme una vida distinta en donde no exista la indiferencia ni el egoísmo, una vida en donde todo se arregla y en donde nada pero nada es tan malo como para llegar al odio. Todo esta en desorden mi vida, mi familia, mis amigos, mi hogar, yo... sobre todo yo. Ya no sé por qué hago tantas cosas, ya no sé porque paso horas en la computadora solo viendo imágenes y riendo de cosas absurdas, ya no sé por qué no me tomo el tiempo para escribir historia, para oír música, para leer un buen libro, por qué prefiero sentarme en mi cama o estar en le patio mirando a la nada. Por qué ya no voy a la iglesia, esa que antes parecía ser mi vida... por qué sencillamente eso que antes hacia para olvidarme de los problemas, hacerlo solo hace que los recuerde, que me hace saber que lo que vivo es real; aquello que creí imposible que pasara en mi familia, está sucediendo y al parecer nadie se da cuenta de que eso terminara por matarnos a todos (hipotéticamente) pero hay algo que sin duda está acabando conmigo, está soledad, estas ganas de salir corriendo y encontrar a alguien que me auxilie, porque no hace falta el agua para sentirte ahogado, estas ganas de escapar de todo lo que me rodea, de taparme los oídos para no escuchar las discusiones, para no ver como esta familia perfecta, ejemplar se cae a pedasitos. Son esas ganas de no hacer nada la que hacen que mi vida sea un completo delirio, las que hacen que cada día imagine cosas ilógicas para sentirme bien conmigo, crearme un mundo que ni existe para no llorar de tristeza... Saber que me he alejado de lo único hermoso de mi vida, lo único que realmente tenia, Dios, y no me acerco porque sencillamente creo que todo esto que siento no es digno de el, no se lo merece, porque me ha decepcionado un poco, pero no por eso deja de ser lo que él es... porque he cuestionado mi fe, ya no sé en que creer... aunque diga que estoy bien y nada me afecta... miento, esto me hace daño, esto me hace sentir enferma y aunque hay miles de personas peores que yo, deben entender que esto es nuevo para mi y apenas si soy lo suficientemente fuerte como para enfrentar y aprender de ello....

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...